Juan de Dios Acuña Muñoz.

Juan de Dios Acuña Muñoz[1], nació en el año de 1884, hijo de españoles llegados a Chile a principios de 1900, sus padres eran Don José Miguel Acuña y María Muñoz; teniendo como hermano menor a Guillermo Acuña.

 

Fig. : Firma de don Juan de Dios Acuña, año 1936, fuente Registro Civil, gentileza Juan Cornejo A.

Estuvo casado con Sara Zúñiga Rodríguez también española, quien era hija de José Luis Zúñiga y de Mercedes Rodríguez. Se sabe que tuvo una hermana llamada Sofía, quien residió en el puerto de Valparaíso.

El matrimonio tuvo cuatro hijos: Blanca, Matilde, Luis Armando y Juan de Dios.

Trabajó como jefe de estación en: Barón – Valparaíso; Traiguén; Yumbel, Chillán; Talca.

De ahí trabajó en Manantiales y Placilla del Ramal Pichilemu y terminó en el año 1934 en San Fernando, fecha en que jubila de Ferrocarriles del Estado.

De sus hijos, Matilde fue telegrafista del ferrocarril en Talca y Luis Armando cumplió la misma función en la Estación de San Fernando.

Con el paso del tiempo, su hermano Guillermo Acuña M., también fue ferroviario, debido a sus estudios en el área de la Ingeniería, desempeñándose como inspector en la Maestranza San Bernardo para luego ocupar el mismo cargo, pero de la Red Sur de Ferrocarriles del Estado.

Don Juan de Dios Acuña M., era estricto pero muy humanitario, según cuenta una de sus nietas, quien agrega que encontrándose de jefe de la estación de Chillán cobijó y dio trabajo en su hogar a la señora Carmen Parra, la cual tenía dos hijos: Alberto[2] y Enrique Parra[3].

Don Juan de Dios Acuña, falleció el 24 de Diciembre de 1939, casualmente un mes después de la muerte de su esposa, en su casa de calle Nacimiento, actual Olegario Lazo Baeza, de la ciudad de San Fernando.

 

Luis Armando Acuña Zúñiga.


Fig. : Imagen de Graciela Pavez y Luis Armando Acuña, foto de Juan Cornejo A.

Luis Armando Acuña Zúñiga[4],  nació en el año 1900.

Hijo de Juan de Dios Acuña Muñoz, jefe estación de la Red Sur de Ferrocarriles del Estado entre ellos de Estación  Manantiales y Placilla del Ramal San Fernando a Pichilemu; y de Sara Zúñiga Rodríguez.

Casado con Graciela Pavez Carreño, quien era hija de Gregorio Pavez[5] y de Felicinda Carreño[6].

Este matrimonio tuvo siete hijos: Adriana, Margarita, Eliana, Rebeca, Sara, Juan de Dios, Luis Armando.

Luis Armando, cursó sus estudios superiores de Ingeniería en la ciudad de Santiago, donde luego prestó servicios en la oficina del Telégrafo en la estación de San Fernando, y posteriormente como contratista en el camino hacia las Termas del Flaco.

Falleció en San Fernando el 26 de Junio de 1956.

Pedro Castro Villalobos

Pedro Segundo Castro Villalobos, oriundo de San Fernando, hijo de Pedro S. Castro Santander y de María Mercedes Villalobos Arelluna. Nació el 19 de Mayo de 1932, casado con Ana Eliana Aedo Troncoso con la cual tuvo tres hijos: Ana María, Mónica Gilda y Pedro Castro.

Ingresó a ferrocarriles el 30 de Abril de 1956 después de haber trabajado en la compañía de teléfonos de San Fernando, dejando en su puesto a Juan de Dios Acuña Pavez[7]. Su padre siempre le dijo a Don Pedro: que su profesión era ser Maquinista y un buen ferroviario.


Fig.: Don Pedro Castro. Foto original y Gentileza Pedro Castro Villalobos y José Sarabia.

 Comenzó como fogonero de segunda, maquinista de tercera (Maquinista de patio), maquinista de segunda, hasta llegar a ser un excelente maquinista de primera. Estudioso de por vida de las Locomotoras y máquinas, es una biblia de las locomotoras a vapor y diésel. Al conversar con el da plena satisfacción de que las conoce de memoria, como si fueran sus hijos.

En su historial relata que fue maquinista de segunda en los cargueros Nº 307 y 305 que llegaban hasta la ciudad de Talca, y maquinista de primera lo fue en el tren n° 11  y en el 37. También fue  maquinista en el  tren n° 1005 – automotor que llegaba hasta Chillán sin parada–y en el 1023 y 1024 (Rápido la Frontera que llegaba hasta Temuco). También hizo sus recorridos en las locomotoras tipo ochenta la 806 y la 839 entre algunas que recuerda, además de las tipo cien como la 1009 y 1010. También, fue maquinista en los Ramales de Las Cabras y en el Ramal a Pichilemu.

Entre tantas anécdotas nos relató sobre la locomotora n° 904, que en el año 1950 dejó un no muy pequeño cráter en la vía férrea al reventársele la caldera, ya que al maquinista y su ayudante se les olvidó cortar el paso del vapor donde las válvulas de escape se trabaron, generando la explosión de la caldera.

El 25 de Abril de 1968 realizó el curso para locomotoras eléctricas tipo 30 y 32, desarrollado en Santiago en la maestranza San Eugenio, el cual tuvo una duración de cuarenta y cinco días hábiles.

Entre los años 1969 a 1970 fue maquinista de primera de las tipos 30 y 32 en Santiago y entre 1971 y 1973 en San Fernando, volviendo a Santiago en 1974.

Se acoge a retiro de Ferrocarriles en 1983, siendo el último tren que manejó: el nocturno Alameda a Chillán (Nº 7).

Con mucha alegría dice que el año 1987 fue partícipe de la restauración estética que se le hizo a la locomotora Nº 607 tipo 57 en San Fernando. Más tarde, fue uno de los ferroviarios que participó en los ajustes  para dejar operativa la locomotora a vapor 607, con la finalidad de que remolcara al Tren del Vino.

María Inés Córdova Lange.

Fig. Izq. a Der: Sra. Mirna Córdova, María Inés Córdova, Juan Cornejo Torrealba y Juan Cornejo Acuña.

 Nació el 08 de Enero de 1915 en la ciudad de Teno, la mayor de tres hermanos. Su hermano René nació en Molina y su hermana lidia en Puente de Maipo.

Los padres de María Inés Córdova fueron Don Filidor Córdova Pérez y Doña Inés Lange Morel.

Sus abuelos maternos fueron Don Rudolfo Lange, Ingeniero químico alemán el cual trabajó varios años en las salitreras, y su abuela materna Sofía Morel Fuentes, de nacionalidad peruana, ambos terminaron viviendo en Alemania.

Cuando su padre se encontraba ejerciendo de jefe de la Estación de Colchagua, supo la noticia de que el día 05 de Enero de 1926 pasaría el primer tren con destino a Pichilemu.

Fue así que el día martes 05 de Enero de 1926 alrededor de las 08 hrs se detuvo en Colchagua la locomotora con sus coches llenos de gente. Fue ahí donde ella subió junto a sus padres, sus hermanos; su madrina y familiares que se encontraban de visita en aquel entonces para continuar con el viaje hacia Pichilemu.

María Inés Córdova, estudió en San Fernando en las monjas Argentinas. Este colegio funcionaba donde actualmente está la Inmaculada Concepción. Posteriormente esta institución se trasladó a Rancagua.

En el año 1933 contrajo matrimonio con Manuel Segundo Córdova Morales, oriundo de la ciudad de Teno. La unió en vínculo matrimonial, el mismo sacerdote que le hacía clases de religión en las Monjas Argentinas. Más tarde, tuvo dos hijas Mirna Egle Córdova y Mónica del Carmen Córdova.

Cabe destacar que, Don Manuel Córdova, fue un connotado empresario hotelero[8] en Pichilemu, siendo también alcalde suplente, regidor y gran impulsor del primer cuerpo de bomberos de Pichilemu, junto al Doctor Sánchez, Armando Caroca, Osvaldo Vidal y otros. La inauguración del primer cuerpo de bomberos de Pichilemu se hizo en su casa de Avenida Ortúzar.

Falleció en Septiembre del año 2014.

Remigio Antonio Cornejo Escobar.

Nació en el fundo Alcones cercano a la estación de Ferrocarril El Sauce, que después se pasó a llamar Alcones. Este fundo era propiedad de la familia Menéndez Behety, desde el año 1936. Hijo de Don Manuel Cornejo Paredes administrador del fundo Alcones y de Regina Escobar. Tenía siete hermanos, Rolando, Agustín, Carlos, José Santos, Hernán, María y Graciela.

Casado con María E. Cornejo Bustamante.

 

Fig.: Sra. María Cornejo y Remigio Cornejo en el tren de Pichilemu a Alameda. Foto original y gentileza Sra. María Cornejo B.

En su juventud trabajaba de tractorista en el fundo administrado por su padre. A comienzos de 1950, ingresó a Ferrocarriles del Estado en San Fernando. Para llegar a ser fogonero, tuvo que viajar a Santiago, donde debían tener un cierto kilometraje para ello, por lo que debía cumplir dicha labor, desde Santiago a Curicó, en una locomotora a vapor de pasajeros. De esta manera, realizó varios trayectos hasta completar el kilometraje, con lo cual finaliza el curso, obteniendo el grado de Fogonero.

Luego inició el curso para maquinista de tercera, donde estuvo a cargo de trenes lastreros y de patio; para luego ascender a maquinista de segunda, estando a cargo de trenes de carga y del pescante. Para llegar a ser maquinista de primera, tuvo que realizar otra instrucción, que la llevó a cabo con pleno éxito.

Trabajó en el ramal a Pichilemu tanto con vaporeras como locomotoras diesel D-7100, donde también – luego de otro curso- estuvo a cargo de dichas máquinas.

Falleció en San Fernando.

                                         Francisco Cornejo Ormazábal


Don Francisco Segundo Cornejo Ormazábal, nació en la localidad de Paredones el 16 de Julio de 1926. Sus padres fueron Isaías Cornejo Galaz y Sara Ormazábal Flores. Casado con doña Sara Acuña Pavéz, con quien tuvo 8 hijos. A los 19 años de edad ingresó al regimiento de infantería Andalién n° 13 de la ciudad de San Fernando.

En el año de 1946 ingresa a F.F.C.C. del Estado como reemplazante en la estación de San Fernando. Ese mismo año es derivado a la estación de Malloa ramal El Carmen– con la función de cambiador. Aproximadamente desde mediados del año 1946 hasta el año 1948, es asignado como palanquero persona que entrega y desarma carros de carga del tren de carga Nº 201, entre las estaciones de Alameda y Puerto Montt. Sin embargo, a mitad del año 1948 fue trasladado en la misma función a los trenes de carga Nº 235 – 236 en el ramal de Pichilemu. En 1949, fue enviado a la estación de Larraín Alcalde como vigilante; siendo el jefe de estación en ese entonces don Dagoberto Palacios.

                                  

Fig.: A la derecha Francisco Cornejo Ormazábal, en la estación San Fernando, foto de Juan Cornejo A, año década de los 70.

En 1950 es nuevamente reasignado como guardia a la estación San Fernando. En ese mismo año, es asignado como reemplazante en las estaciones de Manantiales, Placilla, Paniahue, Palmilla, Peralillo, Pichilemu. Posteriormente, se desempeñó como asistente de conductor en los trenes 37-38 de pasajeros, tren local del trayecto de San Fernando a Pichilemu y viceversa.

fig: Don Francisco en la cabina de la locomotora a Vapor 607 pronto a iniciar el Servicio Tren del Vino.                     

Foto de Juan Cornejo Acuña año 2008.

Por esos años, en los meses de Enero y Febrero exclusivamente los días Domingo F.F.C.C. del Estado agregaba un tren denominado El Excursionista, donde él cumplió la labor de asistente de conductor.

Más tarde, estuvo de cambiador de trenes en las estaciones de Manantiales, Placilla, Peralillo, Palmilla, Paniahue, y Alcones del ramal Pichilemu. Luego fue nuevamente reasignado, pero  de manera definitiva, como guardia de la estación, bodegón y casa de máquinas de la ciudad de San Fernando. Después de haber cumplido varios años como guardia en esta estación, queda como jefe de guardias, cargo que desempeña hasta el año 1977 el cual sería el último hasta antes de acogerse a retiro luego de 31 años de servicio.

Falleció a los 94 años de edad el domingo 13 de Junio de 2021.

tido con: Público

Quiterio Díaz
Foto: Quiterio Díaz, Carlos Díaz(hijo) y Clara Díaz. Gentileza don Sergio Díaz.

Quiterio Díaz Silva nació el 08 de Noviembre de 1888 en el sector de Ciruelos, comuna de Pichilemu. Sus padres fueron Tiburcio Díaz y Casimira Silva. Estuvo casado con la Sra. Clara Luz Díaz Peña, quien nació el 28 de Diciembre de 1915 en la misma localidad de Ciruelos (ellos no eran familiares solamente es un alcance de apellidos), sus padres fueron Pedro Díaz Castro y Mercedes Peña Gutiérrez.
Según los datos aportados por su hijo Sergio, don Quiterio ingresó a trabajar en Ferrocarriles en la Estación El Lingue aproximadamente en el año 1920 hasta el año 1950. Se desempeñó en la cuadrilla de reparación de Alcones a Pichilemu como clavador.
Dentro de los recuerdos que don Quiterio conversó con su hijo sobre la estación El Lingue, se encuentra:
1) La Estación el Lingue era un lugar de abastecimiento de agua para las locomotoras a vapor y así estas pudieran llegar a Pichilemu. Aquí habitaban un grupo de 15 familias, quienes eran todas ferroviarias (aproximadamente como 50 habitantes).
2) En el lugar había un caballo de agua (M.N., actualmente en el Museo de Ciruelos) que abastecía a la maquina a vapor, cuya agua bajaba de las vertientes del cerro (Actualmente La Mona o El Árbol, antiguamente Butapangue) y que también mantenían a la población que vivía allí.
3) Para la adquisición de alimentos, las personas que allí habitaban compraban al tren de la Cooperativa, el cual pasaba una vez al mes. Este era un tren especial que les vendía de todos a los trabajadores .
Don Quiterio jubiló en el año 1950 y toda su familia se trasladó a la comuna de Palmilla.
Falleció en la ciudad de San Fernando el 16 de Julio de 1968 a la edad de 80 años.
*Como una anécdota, don Sergio comentó que “ Yo en lo personal cuando pequeño viajaba mucho al Lingue. Allí tuve a mi padrino de Bautismo que se llamaba José Ismael Pérez quien estaba casado con la sra. Luchita Arias. En varias ocasiones pasamos a pie al otro lado del túnel El Árbol a visitar a mi madrina, llamada Otilia Pérez, que vivía en San Miguel de las Palmas.

Amián Gálvez González


Fig.: Don Amián Gálvez. Foto original y Gentileza Pablo Martínez.Reproducción Museo Rsfp
En esta ocasión narraremos el trabajo de un carrilano esforzado, muy querido por sus compañeros de labor – en el Ramal Pichilemu- y que gran parte de su vida vivió en la comuna de Marchigue. La siguiente historia se desarrollará en torno a Don Amián.
Don Amián Gálvez González nació en la localidad de Marchigue el 2 de Mayo de 1923.
Sus padres fueron Cupertino Gálvez y Sofia González. Producto de este matrimonio tuvieron 7 hijos -de los cuales don Amián y Gabriel (bodeguero en la estación de Marchigue) fueron empleados de ferrocarriles.
Se casó con la señora Blanca Valdovina Albornoz (nacida un 12 de octubre 1922 oriunda de la localidad de Barraza IV región) con quien tuvo dos hijos: Ricardo y Jimena. Sus nietos son 4 y 2 bisnietos.
Don Amián entró a trabajar a Ferrocarriles aproximadamente en el año 1945. Se desempeñó en el cargo de guardavía en el grupo de carrilanos de Marchigue, jubilando en 1977 de ferrocarriles.
Falleció en la ciudad de Marchigue el 8 de febrero de 2016.


Fig.: Don Amián Gálvez junto a su equipo de trabajo en la estación Cardonal. Foto original y Gentileza Pablo Martínez, Reproducción

Gustavo González Donoso.

 Don Gustavo Arsenio González Donoso, llegó a Pichilemu en el año 1944 con su tío Emilio González Toledo el cual fue jefe de la estación de Pichilemu.

Nació en Santiago el 24 de Mayo de 1932. Hijo de Don Enrique González Toledo y de Adriana Donoso Farías.

 

Fig.  Don Gustavo González, foto de Juan Cornejo A., año 2013.

Su padre fue durante varios años Inspector de Máquinas en el Ramal de Las Vegas a los Andes. En Las Vegas, hacían la combinación con el expreso que venía desde Santiago a Valparaíso y con el tren ordinario que hacía el recorrido de Valparaíso hasta Santiago.

Su ingreso al ferrocarril, lo hizo el año 1953 en la estación de Pichilemu[9] como Aseador y Limpiador de Coches. Ese mismo año recuerda que debido a la celebración del Congreso Eucarístico realizado en el mes de Diciembre, llegó a Pichilemu el tren N° 11 con una Caturra, Diesel Pequeña, que provenía desde San Fernando, la cual estaba compuesta por la locomotora diesel, un furgón, tres coches de primera y seis coches de segunda clase. Para todos fue sorprendente la llegada de dicha composición, producto que hasta ese entonces sólo circulaban las locomotoras a vapor.

Abnegada era la labor de don Gustavo, a veces viajaba hasta la estación de Colchagüa y combinaba con el tren n° 11 para hacer un aseo más prolijo a los coches en general.

El año 1962 terminaron de viajar las locomotoras a carbón con pasajeros hasta Pichilemu y  se dio paso a las diesel o petroleras.

Cada vez que arribaban los trenes de pasajeros a la estación de Pichilemu, luego de su largo viaje, los estanques de agua llegaban vacíos, por lo que él debía procurar que el tren iniciara el viaje con los estanques llenos con agua. Además, debía preocuparse que los asientos, ventanas y los pisos de los carros los cuales se ensuciaban con mucha facilidad estuviesen limpios, con la finalidad de que no existiese ningún problema durante el trayecto

Actualmente reside en Pichilemu y su historia demuestra la importancia de un Aseador y Limpiador de trenes en el Ramal de San Fernando a la costa y el resto de los F.F.C.C. del país.

Alejandro Guzmán Schremser.

Nació en la ciudad de San Fernando. Realizó sus estudios  en el Liceo de Hombres –el cual actualmente se conoce con el nombre de Neandro Schilling– los que continuó en el Instituto Nacional.

Sus estudios superiores los efectuó en la “Universidad de Chile, donde obtuvo el título de Ingeniero Civil, el 4 de diciembre de 1893” (Matus  & Vassallo, 1943: 92).


Fig.: Imagen del Ingeniero Alejandro Guzmán. Fuente de la  fotografía: Ferrocarriles de Chile: Historia y Organización; año 1943.

     Dentro del abultado currículum del Ingeniero sanfernandino –según Matus y Vassallo– en lo respectivo a ferrocarriles en construcción se destacan:

a) “Ingresó a la Administración Pública como sub-teniente de Ingenieros Militares” (Matus & Vassallo, 1943: 92).

b) “El 9 de marzo de 1893, fue nombrado Ingeniero segundo de la sección de puentes y caminos de la Dirección de Obras Públicas” (Matus & Vassallo, 1943: 92).

c) “El 9 de Enero de 1894, actuó como Ingeniero 1° primero del ferrocarril en estudio de Temuco a Pitrufquén” (Matus & Vassallo, 1943: 92).

d) “El 21 de mayo de 1895, fué nombrado Ingeniero 1° del ferrocarril en estudio, de Melipilla a Quilpué, pasando por Marga Marga” (Matus & Vassallo, 1943: 92 - 93).

e)  “El 27 de Junio de 1895, ascendió a Ingeniero jefe de sección en el ferrocarril en construcción de Vilos a Illapel y Salamanca” (Matus & Vassallo, 1943: 93).

f) “Es designado Ingeniero residente el 26 de septiembre de 1896, teniendo a cargo la explotación ferroviaria de la línea de Osorno a Pichirropulli” (Matus & Vassallo, 1943: 93).

g) “El 22 de Mayo de 1900, actuó como Ingeniero jefe del ferrocarril en estudio de Osorno a Puerto Montt, presentando el anteproyecto de esta línea y al cual se ciñó el estudio definitivo” (Matus & Vassallo, 1943: 93).

h) “El 30 de mayo de 1901, es nombrado Ingeniero jefe de ferrocarril en estudio de Chillán a Tomé el 30 de mayo de 1901” (Matus & Vassallo, 1943: 93).

i) “El 21 de noviembre de 1905, fue nombrado inspector visitador de los ferrocarriles en estudio y construcción” (Matus & Vassallo, 1943: 94).

j) “El 24 de mayo de 1906 desempeña el cargo de Jefe de la Inspección General de Obras Públicas” (Matus & Vassallo, 1943 : 94).

Posteriormente Guzmán, sería “comisionado como Ingeniero Jefe de la Sección Técnica de los trabajos del Ferrocarril Internacional de Arica a la Paz. Dirigiendo allí personalmente los estudios de la sección chilena, cambió totalmente el trazado que había propuesto Don Josías Harding” (Matus & Vassallo,, 1943 : 94).

Sin embargo, para el ferrocarril Pichilemu, es muy importante gracias a que:

“El 5 de marzo de 1902 es designado Ingeniero jefe del ferrocarril en estudio y construcción de Alcones a Pichilemu, en este ramal se encuentra el túnel El Árbol con 1975 mts de longitud ,el más largo de Chile hasta ese año .Ahí le correspondió colocar el eje, es decir la dirección que debía seguir la perforación de las galerías de avance que se iniciaron por las bocas oriente y poniente, juntando las galerías en la mitad del túnel tan solo con una desviación de 3 centímetros en sentido horizontal y un centímetro en sentido vertical” (Matus & Vassallo, 1943: 94).

Pero su aporte trascendió, ya que él terminó los cambios iniciados por el Ingeniero Ascencio Astorquiza al trazado de Alcones a Pichilemu[10] del proyecto original realizado por Domingo Santa María.

El “2 de marzo de 1912 estuvo como Director interino de Obras Públicas” (Matus & Vassallo, 1943: 95), no obstante, fue designado como “Director General de los Ferrocarriles del Estado el 30 de Agosto de 1912” (Matus & Vassallo, 1943: 95), al cual renunció en Mayo de 1914, porque es asignado a la “Dirección de Obras Nuevas” (Matus & Vassallo, 1943: 95).

En 1915, retorna al “cargo de Director General de los Ferrocarriles” (Matus & Vassallo, 1943: 95), hasta el 14 de Julio de 1918, debido a que  fue designado como “Director de la Caja de Retiro y Previsión Social de los Ferrocarriles” (Matus & Vassallo, 1943 : 95), el cual fue  el  último cargo en el cual trabajó.

Don Alejandro Guzmán, jubiló en el año 1924, falleciendo en la ciudad de Santiago el día martes 3 Enero de 1939.

Belisario del C. Llanca Peña.